CUATRO BENEFICIOS CUANDO LEES

Es ya muy conocido que la lectura constante trae beneficios en nuestras vidas, desde aprendizaje ortográfico hasta para despertar la creatividad. Puedo asegurar que tienen razón, aunque como en todo se debe poner de nuestra parte para lograr despertar diferentes habilidades y adquirir nuevo conocimiento. Mi experiencia me ha enseñado esto, así como otro tipo de ventajas que se pueden revelar conforme uno lee.

Alterno a todo lo relacionado con la parte “seria” o del conocimiento que se puede encontrar en los libros, me gustaría reconocer cuatro beneficios extra, los cuales tienen que ver más con la parte emocional y de la vida diaria.

Aumenta tu repertorio de consejos

Con esto me refiero a las anécdotas, comentarios y situaciones que pueden aplicarse en el día a día, luego de haberlas encontrado antes en los libros. Me sucede mucho que mientras platico con otra persona suelo citar o poner como ejemplo alguna escena que se relaciona mucho con una historia que previamente había leído, hago uso de esa experiencia para aconsejar y siempre digo: “Así como pasó en el libro…” (pueden salir consejos creativos y diferentes a los típicos que escuchamos o se nos ocurren)

Despierta un sexto sentido

Un gesto, comentario, situación u orden de algunos acontecimientos pueden ser predecibles cuando toda la escena se asemeja a un momento de una historia previamente leída. Podemos proponer ciertas respuestas y actitudes que fueron de ayuda o terminaron bien en el libro. Son algo así como pequeñas y muy diversas guías de supervivencia, según sea el caso a tratar, desde temas de amistad y amor, hasta para tener cautela cuando viajamos o estamos en la calle.

Minutos terapéuticos

Hay que pausar unos minutos el ajetreo diario y darnos una escapadita por el universo de historias que esperan ser descubiertas por nosotros, personas estresadas que necesitamos de un breve, o extenso, descanso.

Bueno, tal vez exagero con eso del estrés, aunque no lo hago cuando digo que ayuda mucho perderse un rato en la lectura para ignorar todas las tareas pendientes. Cuando finalizan estos momentos me he sentido más relajada, contenta y menos afectada por los pendientes, los cuales obviamente siguen allí, pero ahora se ven un poco diferentes.

Te brinda nuevos sueños

Los mundos a los que viajamos cuando leemos pueden llegar a tomar forma mientras dormimos. Que hermoso puede llegar a ser el ver algún elemento de tu historia favorita cuando estás en medio del sueño. Aunque también se puede correr el riesgo de rememorar alguna mala situación del libro, pero es lo menos.

Así que si quieres intentar tener algunas nuevas variantes en tus sueños, leer puede ayudar mucho.

Y un pequeño plus…

Incrementa el músculo

No significa que se te haga el super músculo en los brazos, pero vaya que puede aumentar tu resistencia luego de pasar horas y días sujetando un libro, más aún si eres de las que lees de pie en el transporte o acostada con el libro hacia arriba.

Además, se pueden hacer algunos ejercicios al juntar varios tomos y cargarlos varias veces. Un extra a la rutina de ejercicio diaria y varias youtubers lo comprueban.

Cuatro beneficios y un extrita para incluir la lectura en la vida diaria. Sumas aprendizajes para ti, así como consejos que incluir en las conversaciones con amigos. Si tienes recomendaciones y más experiencias sacadas de los libros, estaré encantada de conocerlas y ponerlas en práctica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s