RECUENTO DE HISTORIAS 2018

Vaya que ha sido entretenido este año ¿no lo creen?

Hace apenas unos días se fijó finalmente la fecha en que deberé presentar mi examen profesional para obtener de forma oficial mi título, luego de la cual seré libre de todo el estrés que conlleva escribir una tesis. Mientras ese momento llega, puedo invertir mi tiempo en actividades más placenteras y de las que puedo aprender, así como llevarme sorpresas agradables. 

La reflexión y rememorización se hayan presentes también durante estos días, lo cual queda como anillo al dedo con las próximas fechas de celebración que nos trae diciembre, un mes donde podemos valorar, aprender y aceptar cada momento, persona y oportunidad que nos llevó hasta este instante de nuestras vidas. 

Siguiendo el propósito de esta dinámica, reuní en una lista los libros que me acompañaron este año. A cada uno le agrego algún detalle o experiencia que viví durante la lectura, por lo cual esa historia se convirtió a veces en un tranquilizante y amigo, mientras que en otras podía ser un detonante de nervios y suspenso que le inyectaba emoción a la rutina.

¿Por qué un recuento de libros y no uno que involucre experiencias o aventuras de manera más directa?

En realidad existen este tipo de historias sólo que se hayan conectadas por medio de los libros que estuvieron detrás de cada momento importante.Ha sido interesante y muy revelador realizar esta lista, que al verla si que es pequeña (una disculpa a los lectores que son más ávidos que yo, prometo hacerlo mejor este 2019).

Por supuesto, un sentimiento de nostalgia está presente, algo normal cuando regresas a tu pasado, pero al final termina siendo algo positivo y enriquecedor, pues no sólo te conoces un poco más, sino que puedes también ubicar nuevas oportunidades para explorar en los días que vendrán.

Les presento mi modesta lista de lecturas 2018:

  • EL CUENTACUENTOS, de Antonia Michaelis: última lectura como universitaria. Noveno semestre fue un momento extraño, sólo vas a dos clases dos días a la semana y el tiempo restante es tuyo, lo cual hace que te preguntes qué hacer con tantas horas. Al inicio asusta e intimida, pero después ya no te paraliza, sino que comprendes y valoras lo positivo del momento que vives. El cuentacuentos me enseñó a mirar lo bello de cada situación y crear cada día algo que me hiciera feliz, sin importar qué tal difícil o desalentador fuera este, pues siempre hay cosas por las cuales sonreír.       
  • MALDITO ROMEO, de Leisa Rayven: lectura motivada por el deseo de conocer una historia de amor para despejar mi mente de los estudios. Cumplió la misión, aunque también encontré cierta tensión cuando leía situaciones durante la relación pasado-presente que me parecían injustas o no concordaba del todo, pero al mismo tiempo creo que las relaciones de la vida real todo puede pasar y por ello es bueno conocer las experiencias de otros, incluso si son personajes literarios.
  • EL LABERINTO DE LOS ESPÍRITUS, de Carlos Ruiz Zafón: una historia que culmina de la mejor manera posible, con personajes valientes, rodeados por la tragedia, pero con amigos y familiares que los protegen, aman e instan a continuar. Durante mis lecturas a media noche (cuando el silencio es tu mejor amigo para iniciar el viaje) cada capítulo fue tan significativo y me hizo amar aun más los libros, así como todo lo que los rodea. Me motivó a trabajar, escribir y buscar la manera para colaborar en el tema literario.
  • EL HOMBRE SENTIMENTAL, de Javier Marías: una mirada muy distinta acerca de lo que es amar y el bien, o mal, que puede llegar a causar. Una historia con distintas facetas y matices para reflexionar los sentimientos que uno puede experimentar en diferentes situaciones en las cuales presentamos en mayor o menor grado a los diferentes “hombres sentimentales”.
  • TRES NOCHES, de Austin Wright: durante viajes en metro entre mi casa y la universidad donde cuarenta minutos estaban llenos de tensión, tristeza, impotencia y reflexión, pero en los cuales también fui testigo del crecimiento y valentía que un esposo y padre tiene cuando se trata de su familia.
  • AMOROSOS DE ATAR, de Ana Clavel: pequeños cuentos con finales inesperados y emocionantes que hicieron que lo terminara en dos días. Lo impredecible de cada historia fue lo que más me gustó, así como la reflexión de que por más que tengas planeada tu vida, siempre esta puede cambiar completamente para, después, poner lo mejor de ti para llevar el nuevo panorama en que te encuentras.
  • NOAH, de Sebastian Fitzek: hace poco hice una reseña de esta historia, por lo cual lo que me queda por decir es que fue como ver una película de detectives o espías encubiertos que buscan salvar al mundo de una catástrofe mundial. En conclusión, ¡fue emocionante!
  • EL PSICOANALISTA, de John Katzenbach: el libro más aplaudido del autor y al cual llegué luego de leer cuatro historias previas de él. Vaya que tenían razón, ahora estoy ahorrando para comprar la siguiente parte la que se volverá también en mi adicción.

 

Ocho libros que me acompañaron durante doce meses en los cuales viví diferentes cambios en lo que había sido un estilo de vida dividido entre estudiante haciendo una tesis y graduada en busca del próximo reto. Unos se acoplaban con algunos momentos que pasaba, otros me ayudaban a pasar las horas libres, pero todos me hicieron disfrutar.

¿Qué les parece la idea de recordar los libros que tuvieron durante el año? De seguro tienen muchos más títulos que yo, ¿Cuáles fueron sus favoritos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s